Mostrando entradas con la etiqueta incendios forestales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta incendios forestales. Mostrar todas las entradas

Restauran bosques incendiados en Jujuy

Restauran bosques incendiados en campos de la provincia de Jujuy

Fecha de Publicación
: 09/04/2018
Fuente: El Tribuno
Provincia/Región: Jujuy


Con el impulso del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación junto con otros actores, el INTA Yuto lleva adelante un proyecto piloto que busca evaluar diferentes estrategias para recuperar los bosques de selva pedemontana, afectados por los incendios forestales que ocurrieron entre 2009 y 2013 en la provincia de Jujuy. Los técnicos ya iniciaron los primeros trabajos a partir de la plantación de especies forestales nativas, uno de los métodos de restauración que probarán.
“En este proyecto piloto, llevamos adelante a modo experimental una restauración del bosque de tipo activa, es decir, intervenimos en la sucesión natural después de los incendios en busca de recuperar las posibilidades de manejo forestal”, explicó Ezequiel Balducci, responsable del grupo de Investigación Forestal de la Estación Experimental de Cultivos Tropicales del INTA en Yuto, Jujuy. El proyecto, que se desarrolla en el marco del Proyecto Regional con Enfoque Territorial “Pedemonte y Yungas” del INTA, contempla la implementación de dos estrategias de recuperación: enriquecimiento y manejo de la regeneración natural.
La primera “se realiza mediante la plantación en fajas que se abren en los sectores de bosque más degradados, con baja ocupación de sitio y escasa cobertura de copas”, mientras que la segunda “se plantea en las áreas que presentan mayor potencial, dado por la presencia de árboles que puedan actuar como semilleros y en lugares donde haya abundante regeneración espontánea”, describió el especialista.
En esta línea, María Inés Zigarán, ministra de Ambiente de la provincia de Jujuy, remarcó que la iniciativa “permite recuperar áreas boscosas afectadas por incendios de considerable magnitud y, de esta manera, contribuye a restaurar el equilibrio ecosistémico de esos lugares, los servicios ambientales que prestan y la capacidad de regeneración de la naturaleza impactada”.
Luego de ponderar la participación y el trabajo permanente del equipo de la Brigada de Incendios Forestales, que colaboró en la plantación de los ensayos, Zigarán valoró la articulación con los equipos del INTA, “con quienes venimos trabajando en la implementación de diversas acciones en territorio y, en este caso, en una en particular que nos da la oportunidad de ejecutar nuestra política de desarrollo sustentable y de conservación de la biodiversidad”.
Los cuatro sitios experimentales se encuentran la Selva Pedemontana de las Yungas en los departamentos de Ledesma y Santa Bárbara, dentro del área denominada Cuenca Forestal Caimancito. Son propiedades de uso tradicional forestal, cuyo trabajo está basado en el aprovechamiento del bosque nativo y que, entre 2009 y 2013, fueron alcanzadas por incendios forestales.
“Como resultado, hoy encontramos una degradación del bosque que afecta tanto los servicios ecológicos como los productivos”, indicó Balducci.

Recuperar lo perdido
Los trabajos de recuperación comenzaron con la plantación de especies forestales nativas, que son propias del tipo de bosque y tienen importancia productiva. Entre esas, cedro (Cedrela balansae) lapacho rosado (Handroanthus impetiginosus), afata (Cordia trichotoma), tipa blanca (Tipuana tipu), pacará (Enterolobium contortisiliqum) y tipa colorada (Pterogyne nitens).
Balducci señaló que estas especies “necesitan luz para desarrollarse -son intolerantes a la sobra, de hecho-, son consideradas de crecimiento rápido a medio y suelen instalarse luego de disturbios en el bosque”.
A su vez, tanto el cedro como el lapacho rosado y la afata son especies trabajadas por el INTA en el marco del Proyecto Específico de Mejoramiento Genético de Especies Forestales Nativas. “De esta manera, los ensayos nos permiten evaluar aspectos de la domesticación de estas especies y su manejo silvicultural, con el aporte de datos a nuestro propio proyecto”, señaló el técnico del INTA.
Asimismo, destacó que “el manejo de la regeneración es una buena acción que pueden replicar los productores, ya que se trabaja sobre árboles establecidos en un sitio, lo cual elimina los costos y riesgos que conlleva la plantación”.
El proyecto es impulsado en el marco de la Estrategia Nacional de restauración de Áreas degradadas del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. De la implementación, participa el INTA Yuto, con el apoyo técnico del Nodo Norte 1, la Asociación Foresto Industrial de Jujuy y el Ministerio de Ambiente de Jujuy a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y la Dirección Provincial de Manejo del Fuego.
Durante el primer año, se obtendrán los resultados de sobrevivencia de las plantas introducidas en enriquecimiento y su crecimiento inicial. También estarán disponibles los datos de los costos de cada una de las estrategias implementadas.
“En los próximos tres años, es posible que tengamos resultados concretos en cuanto al crecimiento de los arboles introducidos como de aquellos monitoreados en regeneración natural y de la evolución de la ocupación del sitio”, estimó Balducci.
En virtud de los resultados registrados, “pretendemos brindarle al productor elementos que le permitan tomar decisiones para revertir las situaciones de degradación en sus bosques”, argumentó el técnico.

Incendios de magnitud
Según el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) de Jujuy, la provincia posee un total de 1.208.943 hectáreas, de las cuales 832.334 hectáreas corresponden a Categoría II (amarillo) y están bajo mantenimiento de la cobertura boscosa.
Desde 2009 a la actualidad, en la Cuenca Caimancito -donde se realizan los ensayos- se incendiaron alrededor de 30 mil hectáreas, de las cuales cerca de 5.000 fueron afectadas en forma recurrente entre 2009 y 2013 y culminaron en bosques absolutamente degradados con graves pérdidas productivas y de funcionalidad ecológica.
Los incendios ocurridos fueron de origen antrópico, probablemente por descuidos en el uso del fuego en las épocas secas del año. El período se caracterizó por presentar precipitaciones por debajo de la media histórica.
.

Mendoza: tras incendios un 32% de territorio con daños

El 32% de las hectáreas afectadas por incendios forestales tiene “daños severos”  

Fecha de Publicación
: 12/03/2018
Fuente: Diario San Rafael
Provincia/Región: Mendoza


A principios de año se produjo una situación más que preocupante en la zona de secano entre San Rafael y General Alvear donde los incendios forestales consumieron miles de hectáreas en producción ganadera.
En este sentido, desde el INTA se realizó un detallado informe que muestra que el 32% de las zonas afectadas recibieron daños “severos” por lo que costará mucho recuperarla.
El informe fue realizado por los Ingenieros Agrónomos Sebastián Mora y Carlos Brieva, coordinador del PRET del Desarrollo del Secano del Sur de Mendoza y del Proyecto Específico PN Agua, ambos de la Estación Experimental de Rama Caída.
Con diferentes sensores remotos y herramientas cartográficas digitales se procedió a hacer el análisis de la zona que fue afectada por las llamas.
El relevamiento arrojó un total de 186.085 hectáreas afectadas en total, de las cuales 138.335 corresponden al vecino departamento de General Alvear y 47.748 son en el territorio de San Rafael.
Sobre cada zona dañada por el incendio se destacó la severidad de las llamas, clasificándola en daños “severos”, “moderados” y “leves”.
“El análisis porcentual de cada clase clasificada de la superficie afectada, muestra un 32% de zonas con impacto severo, un 47% moderado y solo un 21% con impacto leve. El grado de severidad del fuego y las precipitaciones van a tener implicancias directas sobre la recuperación de la cobertura vegetal. Bajo un régimen de precipitaciones normales para la zona, un 21% de la superficie afectada necesitará al menos un ciclocompleto de crecimiento de la vegetación para su recuperación, mientras que el restante 79% necesitará más de un ciclo completo de crecimiento”, explica el trabajo que marca los fuertes daños que generaron los incendios sobre el territorio.
“El ciclo completo comprende desde septiembre a abril. Teniendo en cuenta que el disturbio (fuego) se produjo en la mitad del ciclo, se entiende como primer ciclo completo de recuperación desde septiembre de 2018 a abril de 2019”, explican.
Asimismo, se advierte que la gran cantidad de alambrados y tendidos eléctricos afectados “va a tener implicancias en el manejo posterior de los animales dentro de cada establecimiento. Cada uno deberá diseñar su propia estrategia de manejo para poder dar tiempo de recuperación al campo natural. De lo contrario los plazos de recuperación dependerán del tiempo de descanso que cada establecimiento le asigne a cada lote”.
.

Jujuy reforesta en zonas de bosques incendiados



Plantan árboles en las zonas de bosques incendiados

Fecha de Publicación
: 06/03/2018
Fuente: Jujuy Online
Provincia/Región: Jujuy


Busca restaurar áreas afectadas por incendios del 2009 al 2013, a través de la plantación de 10.000 a 12.000 árboles de especies nativas.
En el marco de la Estrategia Nacional para Restaurar Áreas Incendiadas, el Ministerio de Ambiente de Jujuy, junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), filial Jujuy, realizó una plantación de árboles nativos en una zona de bosques ubicadas en la región de Vinalito, departamento de Santa Bárbara.
Se trata de un Proyecto del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, que ejecuta el homónimo Ministerio de la provincia a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, junto al INTA-Yuto, y que busca restaurar áreas afectadas por incendios del 2009 al 2013, a través de la plantación de 10.000 a 12.000 árboles de especies nativas.
A propósito de la actividad que se viene ejecutando desde el año pasado, la ministra María Inés Zigarán destacó por sobre todo el trabajo y la colaboración permanente del Ministerio de Ambiente Nacional presidido por Sergio Bergman, y desde donde miran con particular atención las experiencias desarrolladas en Jujuy.
“Este piloto nos permite recuperar áreas boscosas que fueron afectadas por incendios de considerable magnitud, restaurando de esta manera el equilibrio ecosistémico de esos lugares, los servicios ambientales que prestan, y contribuyendo a la capacidad de regeneración de la naturaleza impactada”, afirmó.
La funcionaria, luego de ponderar la participación y el trabajo permanente del equipo de la Brigada de Incendios Forestales que llevó adelante la plantación, valoró igualmente la articulación con los equipos del INTA, “con quienes venimos trabajando en la implementación de diversas acciones en territorio, y en este caso en una en particular que nos da la oportunidad de ejecutar nuestra política de desarrollo sustentable y conservación de la biodiversidad”.
Finalmente, se refirió a los aportes en términos de lucha contra el cambio climático, diciendo que “esto también se ajusta a las metas nacionales y provinciales que venimos promoviendo desde diferentes espacios para combatir los efectos del calentamiento global; restaurar los bosques en nuestra provincia que cuenta con una enorme riqueza y una gran biodiversidad, significa apostar a fortalecer la perspectiva Jujuy Verde, porque los árboles son sumideros de dióxido de carbono y ayudan a sanear el ambiente en el que vivimos”.

Jujuy como piloto
La experiencia de plantación de especies de cedro, lapacho, afata, tipa blanca, tipa colorada, pacará, se inscribe en el contexto de una prueba piloto de reforestación de cuatro áreas afectadas, por medio de la cual se evaluarán técnicas de restauración y regeneración, sistemas de monitoreo, mantenimiento de los sitios, etc.
En este sentido, el Secretario de Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, Antonio Alejo, explicó que “Jujuy es un piloto del Programa Nacional que busca restaurar bosques degradados por incendios, que forma parte de una estrategia que está próxima a lanzarse oficialmente a nivel nacional, y donde Jujuy va a tener un capitulo protagónico en varios sentidos”.
“Hoy estamos viendo como recomponemos esos bosques para que sirvan no solamente como corredores o lugares donde la biodiversidad se desarrolla, sino también como alguna apuesta a un futuro desarrollo en el marco del manejo forestal sustentable”, describió.
En la misma línea, se expresó Ezequiel Balducci, responsable del grupo de investigaciones forestales de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA de Yuto, al decir que “vamos a instalar en cada uno de los sitios diez hectáreas a modo de parcelas experimentales para ensayar distintas estrategias de restauración o recomposición del bosque”.
El ingeniero forestal detalló más precisamente que se trata de sitios ubicados en la selva pedemontana de Yungas, donde se iniciaron las plantaciones a modo de enriquecimiento en fajas que se abrieron en el bosque. En concreto, explicó que la experiencia sirve para evaluar cómo reaccionan los bosques en ciertas condiciones, y para ver cuál sería la técnica más eficiente para restaurarlos.
“El proyecto consiste en evaluar distintas técnicas de restauración, por un lado, la plantación que estamos haciendo hoy y en otro caso lo que vamos a evaluar es el manejo de la regeneración y el rebrote natural que viene en el bosque después del incendio”, concluyó el especialista.
.

Desastre Agropecuario en Chaco, Mendoza y La Pampa

La Comisión de Desastre Agropecuario recomienda declarar la emergencia nacional en Chaco, Mendoza y La Pampa

Fecha de Publicación
: 20/02/2018
Fuente: Revista Chacra
Provincia/Región: Nacional


Lo hacen en sus informes sobre la situación en esas provincias, en los que además analizaron las consecuencias de las inclemencias climáticas de cada zona.
Los representantes de Chaco presentaron el decreto provincial del 30 de enero pasado, que establece la declaración de estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario por 180 días a partir del 1° de febrero, para las actividades de agricultura, ganadería, horticultura, apicultura, y pequeños productores de agricultura familiar.
El mismo afectaba a los departamentos de Comandante Fernández, Independencia para la Colonia, Pampa Napenay y Quitilipi, y para las colonias General Paz y Uriburu, por la problemática de excesos hídricos del último mes.
Los funcionarios de La Pampa detallaron los alcances del decreto del 5 de febrero de este año, que declara en estado de Emergencia por incendios a las explotaciones ganaderas afectadas en diversos lotes de departamentos ubicados en el este, centro, sur y oeste de la provincia.
Se trata de Atreuco, Hucal, Caleu-Caleu, Toay, Utracan, Lihuel-Calel, Curaco, Chalileo y Chical-Co, que contarán con la vigencia de este decreto hasta el 30 de junio de 2018.
En el caso de Mendoza, los representantes desarrollaron los principales puntos del decreto del 8 de enero pasado, que establece la declaración de Estado de Emergencia hasta el 30 de julio de 2019 para las propiedades rurales ubicadas en los departamentos de General Alvear y San Rafael, por los efectos de los incendios.
Tras el desarrollo de cada decreto, los integrantes de la Comisión, junto con el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, y el director nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, Javier Caniggia Bengolea, resolvieron elevar al ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, la recomendación para declarar la emergencia agropecuaria a nivel nacional.
Del encuentro participaron además de funcionarios del Ministerio de Agroindustria de la Nación y de los gobiernos de las provincias de Mendoza, La Pampa, y Chaco, representantes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP); Banco Central; Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda; Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Servicio Meteorológico Nacional (SMN); Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Sociedad Rural Argentina (SRA); de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar (FONAF).
.

La Pampa sigue ardiendo



Desastre en La Pampa: los incendios destruyeron 700 mil hectáreas

Fecha de Publicación
: 10/02/2018
Fuente: Clarín
Provincia/Región: La Pampa


Los incendios en La Pampa ya arrasaron con 700 mil hectáreas de monte de caldén, pastizales y campos productivos. Ahora las altas temperaturas, alrededor de los 40ºC, desatan incendios diarios en la zonas de Toay -cercana a la capital provincial-, en General Acha y La Adela, en el límite con Río Negro.
Por los incendios forestales se postergó el inicio de la caza deportiva en campos prevista para el 1º de febrero, una actividad que convoca a cazadores de España y Estados Unidos. También de países europeos como Alemania, Francia e Inglaterra. La caza, una fuente de ingresos de divisas para La Pampa, iniciará su temporada el 1º de marzo.
Unas de las polémicas desatadas en La Pampa involucra al ministro de Seguridad Juan Carlos Tierno -a cargo de Defensa Civil, el área que combate los incendios rurales- a quien se le quemó su campo, y donde no estaban mantenidas las picadas, una lonja de campo que se 'limpia' de vegetación y pastizales, para frenar los incendios. La Fiscalía de Investigaciones Administrativas le inició un sumario por esa negligencia.
Del total de hectáreas afectadas por el fuego, el 50% se quemó desde el 24 de enero. En la última semana el fuego arrasó con monte de caldén y campos en la zona de General Acha, en el departamento de Utracán. Uno de los establecimientos arrasados es la estancia Curacó, propiedad de la familia Trappa -dueños de la empresa de colectivos Vía Bariloche- y con premios en la rural de Palermo por su genética en la raza Angus. La estancia Curacó está ubicada a 30 kilómetros al sudoeste de General Acha.
En la misma zona, en cercanías de El Carancho, el fuego arrasó con el campo de Carlos Mora, un pequeño productor de 75 años. Cría animales, vacunos y chivas, junto a su esposa. El fuego ingreso a su campo el viernes 2 de febrero y arrasó con cientos de hectáreas: le quemó 50 vacas y 90 chivas.
Los departamentos más afectados por los incendios son los de Utracán, Lihuel Calel y Hucal en la zona centro sur y sureste de La Pampa.
Durante el fin de semana los focos se desataron en cercanías de Toay. Trabajaron cuadrillas de la Dirección de Defensa Civil en un foco de incendio desatado en la "Chacra de Bilbao", en esa localidad. También hubo focos de las rutas 154 y 32 en la localidad de La Adela, en el sureste de La Pampa. Otro foco registrado en ruta 20, conocida como la "Ruta del Desierto", a la altura del kilómetro 301 se controló en la tarde del domingo.
También se reactivó y se controló otro incendio en la localidad de Toay sobre el loteo “Las Cortaderas”.
En los distintos focos, trabajan brigadistas de Defensa Civil, bomberos de Córdoba, de San Luis y personal del Plan Nacional de Manejo de Fuego.
.

Más de 600.000 hectáreas quemadas en La Pampa



Incendios en La Pampa: ya suman más de 665.000 las hectáreas quemadas

Fecha de Publicación
: 04/02/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: La Pampa


Los incendios que afectan a la provincia de La Pampa incrementaron su intensidad en las últimas horas y ya abarcan más de 665.000 hectáreas, por lo que llegarán brigadistas de la provincia de Córdoba como refuerzo, informó el gobierno pampeano
El Ministerio de Seguridad informó que suman 665.000 las hectáreas quemadas desde el inicio de la temporada alta de incendios en la provincia, que tuvo su primer foco el 22 de noviembre del año pasado.
El fuego avanza y se reaviva por las altas temperaturas que llegan a los 40 grados y los vientos, pese a la acción de los brigadistas que trabajan en cada foco. Los incendios ya destruyeron montes, alambrados, flora y fauna que quedó encerrada entre las llamas.
Desde noviembre pasado fueron 110 los incendios, de distinta intensidad, que han arrasado diversospuntos de la provincia, principalmente las localidades del oeste y sur.
La comitiva cordobesa que llegó como refuerzo está integrada por 24 bomberos voluntarios, más tres efectivos de la Secretaria, dos del Plan de Manejo de Fuego, equipos drones y ocho vehículos livianos.
La unidad trabaja conjuntamente con Brigadistas de la Dirección General, de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Policía de La Pampa y personal Municipal de las zonas afectadas.

Focos activos
Uno de los focos que se reactivó está ubicado próximo a la localidad de La Adela, favorecido por las temperaturas extremas que hay en la región.
Por otra parte el Ministerio de Seguridad informó hoy que se reactivó el fuego ubicado en las Rutas 32 y 154, en cercanías de La Adela. En el lugar se encuentran trabajando cuadrillas de Defensa Civil y Bomberos de Córdoba.
El foco de incendio de la Ruta 14 al km 200 aproximadamente, está contenido, mientras continua el alerta por posibles incendios originados intencionalmente.
Uno de ellos podría ser el que se originó en las rutas 152 y 9, próximas a General Acha, que abarcan zonas rurales y urbanas pero pudo ser controlado.
En el lugar se vio un auto detenido en la banquina, por lo que se sospecha que su ocupante podría haber originado el incendio.
.

Los incendios se llevaron 45.800 hectáreas en Córdoba



En 2017 se quemaron 45.800 hectáreas en Córdoba

Fecha de Publicación
: 02/02/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Es mucho más que en los tres años anteriores, que fueron más lluviosos. Está lejos de los peores registros de las últimas décadas, aunque el impacto acumulativo cuenta.
Durante el año 2017 se hicieron humo en Córdoba al menos 45.800 hectáreas por incendios forestales o rurales. La cifra suma tanto las áreas afectadas en la zona serrana de mayor riesgo y con más forestación como las de regiones del llano, dominadas por el uso agropecuario.
El número representa un salto notorio respecto de los tres años anteriores: es cuatro veces más que la superficie quemada en 2014 y en 2016, y más del doble de la registrada en 2015. A la vez, implica un tercio del área bajo fuego del año 2013, uno de los peores de las últimas décadas en esta provincia.
Las casi 46 mil hectáreas fueron las relevadas por el Plan Provincial de Manejo del Fuego, en base a sus propios registros y relevamientos con imágenes satelitales, más el aporte de la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales).
El relevamiento oficial marca que a esa superficie quemada contribuyeron 288 incendios (un promedio de 24 por mes).
Ese número implica que sólo registra los focos de mayor incidencia y deja afuera del relevamiento a los muchos que son controlados por un solo cuartel de bomberos local antes de su expansión, sin necesidad de movilizar al Plan Provincial del Fuego. En los meses críticos, suelen generarse decenas de esos focos por día.
De ese modo, si se suman esas pequeñas fracciones de menor impacto la superficie total quemada será en realidad algo superior a la informada.
En 2017 hubo escasos focos hasta agosto. Pintaba como un año tranquilo, pero los pronósticos que advertían sobre un alto riesgo, sobre todo por razones climáticas, se cumplieron desde ese mes, cuando se sucedieron llamativamente tres grandes incendios, casi consecutivos, en una misma región serrana. Desde La Calera hasta Cosquín, entre Punilla y Sierras Chicas, se quemaron unas 10 mil hectáreas serranas.
El mayor foco del año, que estuvo una semana activo y quemó más de 11 mil hectáreas, fue el que en noviembre afectó a una amplia zona de montes en Guasapampa (departamento Minas).

Comparaciones
“Esperábamos un año complicado. Veníamos de tres con buenas lluvias y excesos hídricos en Córdoba, en los que los incendios fueron más bajos, pero todo indicaba que 2017 sería más seco. Así fue y, en ese contexto, creemos que la superficie final no fue tan elevada”, marcó Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgos y Catástrofes de la Provincia, a cargo del plan del fuego. “Hubo menos superficie quemada que en otros años de alta sequía”, consideró.
A la vez, comparó que, por similares condiciones, el segundo semestre del año fue mucho más complejo en otras provincias. En La Pampa se quemaron un millón de hectáreas, en San Luis unas 150 mil y en Mendoza más de 200 mil.

Y siguen
Un dato que deja 2017 es que la temporada de riesgo, habitualmente marcada entre mayo y noviembre de cada año, va variando. Sobre todo, se prolonga en años de sequía. En 2017 se percibió con contundencia ante la incidencia de focos de fuego durante todo diciembre en áreas del norte y oeste provincial, donde las lluvias fueron muy escasas en los últimos seis meses.
Es más: en pleno enero de 2018 se registraron ya varios incendios. Hubo focos este mes en diferentes puntos del noroeste, en Calamuchita y hasta uno cercano a la Capital (en Malagueño).
El Servicio Meteorológico Nacional además advirtió que los riesgos para el oeste y el norte cordobés seguirán siendo altos durante todo el verano, ante la escasez de lluvias pronosticadas.
Desde 2003, los peores años para Córdoba en materia de incendios fueron 2003 (con 145 mil), 2009 (con 226 mil hectáreas incendiadas) y 2013 (con 151 mil).
En contraste, los más benévolos resultaron 2012, 2014 y 2016, con entre 10 mil y 11 mil hectáreas bajo fuego cada uno.
Los incendios, sobre todo en el área serrana y en el noroeste provincial –las regiones que sostienen aun mayores forestaciones–, generan un fuerte impacto en lo ambiental, en lo paisajístico y en lo económico. Incluso, como en 2009, provocan pérdidas de vidas humanas.
La reducción del ya escaso bosque nativo, la erosión de los suelos y el impacto sobre las cuencas hídricas que abastecen de agua a la provincia son las principales consecuencias en la zona serrana.

Un incendio en 360°
Qué pasa en las Sierras cuando se combate un incendio. Estas imágenes fueron registradas en agosto de 2017. https://www.youtube.com/watch?v=2LhBR156N3E

Un millón de hectáreas en los últimos 15 años
Es la superficie acumulada por los incendios en Córdoba.
En los últimos 15 años, desde que el Plan Provincial de Manejo del Fuego sistematiza con similar criterio los datos de los incendios rurales y forestales en esta provincia, se acumulan 1.054.600 hectáreas quemadas.
Para comparar y tener dimensión: todo el territorio de la provincia de Córdoba suma algo más de 16 millones de hectáreas.
.

La terrible e inevitable perdida de biodiversidad tras incendios



Los incendios en el Sur provincial amenazan a especies en riesgo de extinción

Fecha de Publicación
: 11/01/2018
Fuente: Los Andes (Mendoza)
Provincia/Región: Mendoza


Desde Fundación Cullunche afirman que son animales que necesitan de condiciones particulares que se pierden con el fuego.
Ante los incendios que se vienen registrando desde diciembre en el sur mendocino, desde la fundación ambientalista Cullunche denunciaron que se ha puesto en grave riesgo el hábitat de la fauna Silvestre que está en peligro de extinción y que vive en las 120 mil hectáreas hasta ahora afectadas. Por otro lado, desde esta institución también cuestionaron la falta de trabajo proactivo para minimizar los daños que provoca el fuego.
Jennifer Ibarra, titular de esta fundación, explicó que las especies en peligro son aves conocidas como Cardenal Amarillo, del águila Colorada y, además, de la Liebre Mara. "No sabemos a dónde van a ir. Son animales que necesitan de condiciones particulares. Además, en el caso de las aves, el humo las desorienta", explicó la veterinaria.
Por otro lado, agregó que para que se recuperen estos terrenos habrá que evaluar el daño que hizo el fuego, ya que si el incendio pasó rápido, probablemente la temporada siguiente haya nuevos brotes, mientras que si el paso fue lento pueden pasar hasta 20 años para que los suelos se recuperen.
"También me han indicado que pumas, jabalíes, cuises y otras especies también están huyendo de la zona, que se los ve cruzar la ruta escapando del peligro", dijo Ibarra agregando que no solo hay que considerar los daños cuando se trata de tierras cultivadas, sino que hay que considerar la contaminación del aire y la pérdida de la biodiversidad, entre otros.
Desde Ambiente, explicaron que una vez que se logre apagar el fuego se realizarán las evaluaciones correspondientes para determinar el impacto en la fauna silvestre afectada, aunque admitieron que "casi" con seguridad la hay.

Trabajo proactivo
Ibarra señaló que la destrucción a esta escala del monte nativo por las llamas se podría haber minimizado a partir de un trabajo proactivo sobre todo teniendo en cuenta que a partir de las lluvias de 2014-2015 las posibilidades de incendios eran grandes debido a la gran cantidad de vegetación que creció durante esa época.
Para empezar, dijo que habría que conformar una mesa para discutir esta temática entre Vialidad Nacional y Provincial, dirección de Ganadería, Defensa Civil y la secretaría de Ambiente. "Se podría hacer una programación sobre las tareas a realizar, sobre todo teniendo en cuenta que esto sucede cada año. Si todos los años se habla de temporada de incendios es porque saben que ocurrirá y no vemos que se haga nada para prevenir las posibilidades de que esto suceda y de preparar a las personas y dueños de los campos", remarcó.
Para ello, Ibarra señaló que se debe controlar habitualmente el estado de los campos mediante drones, realizar picadas - trazados perimetrales que cortan el fuego-  porque hay muchos campos que no las tienen en condiciones, atalayas en los puestos de guarda parques y barreras sanitarias para observar los campos en altura.
También dijo que se debería revisar el estado de los caminos y de los vehículos de los ganaderos, tener conocimiento respecto a la evacuación de los animales y hacer un uso extensivo del termómetro de índice de posibilidad de incendios utilizado por parques nacionales para la toma de conciencia por parte de automovilistas y paseantes.  
"Lo dijimos y volvemos a repetirlo, esta provincia es un semi desierto con un grave proceso de desertificación. No podemos darnos el lujo de seguir perdiendo hectáreas de monte nativo bajo el fuego, sin embargo sucede", remarcó Ibarra.

Cambio de nombre
Ibarra señaló que urge la necesidad de un cambio de nombre respecto al Plan Provincial (o Nacional) de Manejo del Fuego. A cambio dice que debería denominarse Plan de Lucha contra Incendios ya que este es un mensaje más directo. "Cuando se habla de manejo del fuego se deja margen a que se utilice el fuego por los productores ganaderos o por cualquiera como herramienta para la gestión de un campo", explicó Ibarra.
Para  terminar, dijo que actualmente, más allá de los contactos que la fundación tiene en el departamento del sur, no tienen información certera de perdida de ganado doméstico.

Las picadas, una de las mejores estrategias
El ambientalista Eduardo Sosa - y ex jefe de Gabinete de Ambiente- explicó que una de las mejores herramientas para combatir los incendios es realizar picadas cortafuegos en los campos, abriendo caminos a través del monte con topadoras para que el fuego quede limitado al borde de la picada y no pase al siguiente cuadro.
La ley 6099/04 obliga a la Dirección de Recursos Naturales Renovables- a elaborar un plan provincial para prevenir los incendios y un plan de picadas cortafuegos. "Muy poco de esto realizó desde la creación de la ley. Hoy no existe un plan de picadas cortafuegos ni un plan actualizado de prevención de incendios,  solo podemos confiar en el personal experimentado", señaló el especialista.
Entre 2010 y 2015 el estado giró a la provincia más de 50 millones de pesos para la protección del bosque nativo. De allí 70% del dinero debe ir a manos de los propietarios en compensación por mantener las masas forestales, mientras que 30% queda para la autoridad de aplicación que deberá utilizarlo en inspecciones y otras actividades que propendan a la preservación del bosque nativo. 
"Muy poco de ese dinero fue a parar a las manos de los propietarios y arrendatarios, y un estudio realizado sobre más de 700 expedientes indica que el dinero fue a parar a sitios donde no hay bosque nativo y tampoco se realizaron la sobras comprometidas por estos", aseguró.
.

Ya hay 270 mil hectáreas quemadas en La Pampa y Mendoza




Estiman más de 270 mil hectáreas quemadas en La Pampa y Mendoza

Fecha de Publicación
: 09/01/2018
Fuente: AgroVoz
Provincia/Región: La Pampa - Mendoza


Mientras a nivel mundial sorprenden las imágenes del norte de Estados Unidos tapado por la nieve, en Argentina también impresionan los registros de los incendios que han convertido a campos de Mendoza y La Pampa en un infierno.
En total, se estima que más de 270 mil hectáreas han sido afectadas por estos siniestros, a lo que hay que sumar aquellas que están en riesgo a raíz de la falta de lluvias y las temperaturas más altas que el promedio histórico.
En Mendoza, se calcula que son unas 120 mil las hectáreas perjudicadas, mientras que en La Pampa, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) proyectó 153 mil hectáreas complicadas por los incendios y unas dos millones en riesgo.

Panorama
Pablo Vázquez, especialista en modelos del área de gestión ambiental y recursos naturales del Inta Anguil, consideró que “la arbustización generalizada, la mala distribución de la carga animal, debida a la escasa distribución de aguadas en los establecimientos y cinco años de lluvias por encima de la media histórica generan las condiciones ideales para la acumulación de grandes volúmenes de la materia seca fina que propicia la ocurrencia de incendios”.
En esta línea, Vázquez advirtió a Inta Informa que “en 2016 había cuatro millones de hectáreas que no se quemaron en más de 10 años, de las cuales, al menos el 50 por ciento corresponden a áreas arbustizadas”.
Señaló que “ese material remanente de los incendios del año pasado debió ser reducido, ya sea mediante quemas controladas, rolado u otras técnicas que permitan disminuir el material combustible”.
“Dada la actual acumulación de material fino, las altas temperaturas y baja humedad, la situación del año pasado puede repetirse”, indicó Vázquez; y sentenció: “Las áreas actualmente susceptibles de incendio son, en su gran mayoría, todas las no quemadas durante el período anterior”.

Mapa
En este contexto y con el objetivo de colaborar en la toma de decisiones, los técnicos del INTA desarrollaron un mapa que permite identificar las zonas más vulnerables y susceptibles a la ocurrencia de incendios.
“Muchos de los establecimientos con serios riesgos de incendiarse están dentro de la categoría de difícil acceso”, explicó Vázquez.
Desde el Inta consideran fundamental poner el foco en las tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

Recomendaciones
Para prevenir los incendios, se recomienda hacer un adecuado manejo del pastoreo y rotación de cultivos en zonas susceptibles de incendio, como así también realizar quemas preventivas controladas en los momentos adecuados durante el año.
Además de mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.
También es importante no dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.
A su vez, resulta imprescindible realizar corta fuegos de 20 metros, en los potreros linderos a las rutas o líneas férreas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación. Asimismo, coordinar con municipios y vialidad provincial-nacional el mantenimiento de las banquinas de rutas.
Para el interior del establecimiento, los técnicos del Inta aconsejan mantener los márgenes de alambrados libre de vegetación. Y, cuando se realicen quemas de potreros, avisar con 72 horas de antelación a los cuarteles de bomberos más cercanos para una buena planificación.
En todos los casos resulta “trascendental” tener muy presente los parámetros de temperatura, humedad y viento para realizar quema controlada, para lo cual es importante consultar los pronósticos climáticos.
.

Van 100 mil hectáreas quemadas en Mendoza



Incendios en Mendoza: Ya se quemaron 100 mil hectáreas

Fecha de Publicación
: 06/01/2018
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Mendoza


Las fuerzan provinicales y nacianales continúan combatiendo el intenso foco de incendio que afecta al sur de la provincia de Mendoza. Hasta el momento se estima que unas 100.000 hectáreas de campos ganaderos sin cultivar resultaron quemadas en los últimos seis días, con una gran mortandad de animales, caída de tendido eléctrico y cortes preventivos de rutas pero no víctimas, informó la Dirección de Recursos Naturales Renovables.
En los focos activos, las llamas "no pueden ser controladas a raíz del viento, el clima seco y las altas temperaturas", precisó un vocero de esa Dirección
"El incendio se está extendiendo rápidamente hacia el norte, cruzó el río Diamante en al menos tres sectores y la ruta nacional 146 en al menos un sector a una velocidad de propagación del fuego que es de al menos 15 kilómetros por hora", detalló.
Un Comité de Emergencia presidido por elintendente de San Rafael, Emir Félix, buscó este viernes coordinar las acciones para impedir que el fuego alcance la zona de fincas habitadas y con cultivos.
"Uno de los peligros es que cruce la ruta nacional 188 hacia el sur, donde no hay zonas de picadas, o la ruta 146 al norte donde tampoco hay forma de ingresar", advirtió el intendente.
El estado de situación evaluadopor autoridades del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF) indica que "las condiciones de alto peligro se dan debido a las elevadas temperaturas, viento del sur con ráfagas de 60 a 70 kilómetros por hora y muy bajos niveles de humedad, de un 25% aproximadamente".
De los ocho focos originales, seis habían logrado extinguirse pero los otros dos quedaron incontrolables y permanecen activos en la zona de Corral de Lorca (al este de General Alvear por la ruta nacional 188), una zona de campos incultos totalmente arrasada por las llamas.
"Lamentablemente, en las últimas horas hubo fuertes vientos de más de 70 kilómetros por hora que reavivaron las llamas. El fuego recrudeció y se trabaja a destajo durante el día y la noche para controlarlo", expresó Félix, quien trabaja junto a su par de General Alvear, Walter Marcolini.
Entre los daños se destacan la mortandad de numerosos animales y la caída del tendido eléctrico de la línea monofilar sobre la ruta provincial 203, por lo cual la zona se encuentra sin energía eléctrica lo que dificulta la comunicación con algunos puestos.
A modo preventivo, se preparó la ambulancia del Servicio Nacional de Manejo del Fuego y se puso en alerta al hospital Schestakov de San Rafael para cubrir cualquier situación de emergencia sanitaria.
También el albergue de la iglesia de Monte Comán para coordinar las posibles evacuaciones de pobladores que requieran asistencia.
Desde la Nación Informaron que se reforzó el envío de equipos especializados y medios aéreos para combatir, de forma coordinada los incendios que afectan distintas zonas forestales.
El Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF)  se encuentra en contacto permanente con las autoridades de las provincias que reportaron la aparición de focos. Las cuadrillas del SNMF, con el apoyo de cuatro aviones observadores e hidrantes y dos helicópteros, continúan colaborando con las fuerzas locales para sofocar el fuego declarado en la zona.
.

Catamarca sufrió el 2017 con los incendios forestales

2017 fue el año con más incendios forestales de los últimos veinte   
Fecha de Publicación: 05/01/2018
Fuente: El Ancasti
Provincia/Región: Catamarca


Se registraron 254 focos superando al 2016, en el que se observaron 195. En cuanto a la superficie afectada fue la más alta de los últimos 7 años, con 45.167 has.
El 2017 se convirtió en un año record en cuanto a la cantidad de incendios forestales ya que se registraron 254, la cifra más alta en los últimos 20 años. En cuanto a la cantidad de superficie afectada, medida en hectáreas, fue la más alta de los últimos 7 años pero hubo otros años que la superaron.
Los datos fueron brindados por la Brigada de Incendios Forestales de la Provincia, que este año tuvo una ardua tarea. En los últimos 3 años se marcaron cifras récord que fueron superadas. En 2017 hubo 59 incendios más que en 2016. Además del daño ambiental, lo lamentable es la falta de concientización de la gente, ya que la mayoría de los focos son iniciados intencionalmente por quema o renovación de pasturas, que ante las condiciones climáticas desfavorables se descontrolan y generan grandes quemas.
En las cifras anuales de 2017, agosto se ubica como el mes en el que más incendios hubo, con 48 focos, es decir más de uno por día. Luego le siguen octubre y septiembre con 34, y 33 cada uno. Si bien la temporada alta de incendios en Catamarca va de julio a diciembre, todavía los brigadistas están alertas ante posibles nuevos focos y piden mantener las recomendaciones a los ciudadanos de no prender fuego en la zona del cerro y pastizales.
Respecto a la cantidad de superficie afectada, fue de 45.167, una de la más alta de los últimos 20 años, prácticamente duplicó a la del año pasado (27.490 has.) y viene en ascenso desde hace 5 años, quedando en el cuarto lugar histórico de los últimos 20 años, solo siendo superado por 1997 (45.900 has. consumidas en 12 incendios); 2009 (54.253 has. en 61 incendios); y el 2.000, el año récord en el que se quemaron 77.233 has. en solo 15 incendios.
El foco más grande que se registró a mediados de noviembre fue en la cima del cordón montañoso del Ambato, que se originó en Capayán, pasó hacia Pomán e incluso llegó a parte de La Rioja atravesando la Cuesta de la Cébila. Luego de 15 días recién pudo ser controlado. En el lugar trabajaron brigadistas de Jujuy, Tucumán y se tuvo que convocar helicópteros de Nación. Allí se consumieron más de 30.000 hectáreas de pastizal y arbustos, afectando a animales silvestres de la zona.
.

Río Negro: comienzan a advertir sobre riesgo de incendios



El Inta Valle Inferior advierte “un alto riesgo de incendios de campos”

Fecha de Publicación
: 24/12/2017
Fuente: Diario Río Negro
Provincia/Región: Río Negro


Detectaron importantes diferencias entre campos quemados, no quemados, pastoreados y desocupados. En muchos no se realizó un repaso sobre las picadas.
El grupo de Recursos Naturales e integrantes de la Estación Experimental del INTA-Valle Inferior encendieron las luces amarillas de alarma ante la posibilidad de nuevos incendios en zonas de campos y pastizales.
Esta aguda observación fue hecha pública luego de que miembros de esa institución agropecuaria recorrieron los predios de los departamentos de Adolfo Alsina, Conesa y Pichi Mahuida (noreste patagónico).
Detectaron importantes diferencias entre campos quemados, no quemados, pastoreados y desocupados. Algunos sectores, según insinuaron, casi no cuentan con material combustible, por lo que “el riesgo es bajo aunque hay arbustos y mantillo” sin embargo “hay otros sectores donde los pastos abundan y se están secando”.
A criterio de los expertos “esto implica un alto riesgo de incendios por rayos o por negligencias si no se tomaron las precauciones adecuadas”.
El informe indica que “luego de una temporada muy preocupante del verano pasado, hubo un año de tranquilidad, con baja productividad general, lluvias desuniformes, grandes superficies con poco pasto y mucho quemado. Además, campos no quemados y sobrepastoreados por haber concentrado la hacienda y prestado sus servicios de pastoreo a vecinos, y campos quemados con abundante rebrote de especies remanentes y anuales”.
Si bien se señala que “todo esto lleva a pensar que habría una temporada de incendios 2017-2018 tranquila, hay sectores que no se quemaron, que mantienen una ‘alta carga’ de combustible y sectores que se cubrieron con abundante pasto, que a esta altura del año se seca y puede ser afectada por el fuego.
A fines de noviembre, la temporada de incendios empezó al norte de Río Colorado con un fuego que duró pocos días y ahora recomenzó a unos pocos kilómetros hacia la ruta 251.
El 6 de diciembre comenzó un incendio al Oeste de la ruta provincial N° 4 que une Valcheta con Valle Medio, que se extendió hasta la traza vial, en principio, y hacia el Oeste después, continuando una gran superficie quemada en la temporada anterior rodeando por el Sur y avanzando a gran velocidad por la predominancia de vientos del Sudeste. Simultáneamente, el 11 de diciembre se inició un incendio cerca de San Antonio Oeste a ambos lados de la ruta 3 en la zona de la baliza y posteriormente otro fuego más al Norte.
En el INTA advierten que “el Este rionegrino, sur de La Pampa y Patagones, que tanto sufrió el verano anterior, aguarda, impaciente, su destino. La mayoría de los incendios se originaron por rayos durante tormentas secas pero el factor humano siempre estuvo presente”.
En ese sentido, los profesionales enumeran los motivos. Hay descuidos y se comenten errores iniciando fuegos sin tomar recaudos, no se asegura su apagado y quedan brasas o no se conocen las temperaturas y los vientos. Las picadas no fueron repasadas (en su mayoría), los alambrados están arbustizados, hay poco pasto, pero existe y la perspectiva es que esté muy seco.
Agregan que el manejo del pastoreo no es uniforme y quedan sectores con mucho pasto (lejos de la aguada) o muy arbustificados donde el animal no llega.
En sus conclusiones, el INTA pone de manifiesto que las precauciones son “mantener las picadas anchas y limpias”.
.

Madryn busca prevenir los incendios

Refuerzan protocolos de actuación ante probables incendios en zonas rurales
Fecha de Publicación: 14/12/2017
Fuente: El Diariode Madryn
Provincia/Región: Chubut


Entre el jueves y el viernes de la semana pasada, el subsecretario provincial de Protección Civil, Pablo García, participó en Puerto Madryn de una reunión inicial con representantes de distintas áreas, con el objetivo de elaborar un plan de acción preventivo, de cara a la posibilidad de incendios rurales durante el verano.
A su vez, el funcionario se reunió con vecinalistas de El Doradillo, teniendo en cuenta la alta peligrosidad de dicha área de sufrir siniestros ígneos, a raíz de una alerta nacional que dio cuenta de las altas temperaturas previstas para las próximas semanas; ello, teniendo en cuenta que la importante cantidad de lluvia caída durante los últimos meses dio lugar al crecimiento de una importante vegetación en la zona, la cual ahora se está secando y augurando “una temporada compleja”, de acuerdo a lo trascendido.
Al respecto, García detalló que hubo un primer encuentro el día anterior a recorrer el loteo El Doradillo, de la que participaron la Dirección General de Defensa Civil provincial, la Subsecretaría de Protección y Prevención Ciudadana de Madryn, Servicios Públicos, la Secretaría de Ecología y Protección Ambiental (SEPA) y autoridades del Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn.
“La reunión de todas estas partes surgió en base a una alerta que recibimos del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, respecto de dos zonas en la provincia que son consideradas ‘de alto riesgo de incendios rurales’, mientras que, en otro sector, que es la Cordillera, con riesgo de incendios forestales; ello, teniendo en cuenta altas temperaturas, fuertes vientos, bajo grado de humedad y que esto también podría originar tormentas eléctricas”, precisó el funcionario provincial.

Más sanciones para quemas ilegales
Además, García indicó que “en virtud de esa reunión, se coincidió que una de las zonas más complicadas sería el loteo ‘El Doradillo’, ya que además de ser una zona rural está semi urbanizada, con el riesgo de incendio de viviendas, sumando a ello las intervenciones que ha tenido Bomberos Voluntarios en el último tiempo, más que nada con algunas quemas que empiezan siendo ‘controladas’ pero luego se descontrolan; en este sentido, me comuniqué telefónicamente con la presidenta de la Asociación Vecinal del loteo, quien a su vez forma parte de un grupo de riesgo de incendios que han conformado los vecinos”.
En esta línea, el Subsecretario contó que “concretamos la reunión y repasamos algunas cuestiones protocolares de cómo manejarse en el tema de, por un lado, las quemas controladas cuando se hacen fuera de temporada” y señaló que, en este sentido, será necesario “informar al área de Ecología del Municipio para que realice las infracciones correspondientes; además, se buscará fortalecer la presencia de dicho área con sanciones severas para quienes realizan quemas en los momentos en los que no se debe, ya que las mismas están prohibidas o suspendidas durante esta época del año; justamente, por las condiciones climáticas”.

Una temporada “compleja”
El subsecretario de Protección Civil agregó que “por otra parte, dejamos asentado el protocolo de aviso a los Bomberos, en los casos en los que se detecte un incendio”.
También, “en el marco de las dos reuniones, se revisaron los protocolos de actuación, tanto por parte del Gobierno Municipal, como así también, del Provincial y el personal de Bomberos”, destacó, añadiendo que “por otro lado, se discutió tanto los recursos de maquinarias que puede poner el Municipio, a través de Servicios Públicos con las contratadas, la disponibilidad, de la cual nosotros tenemos en toda esta zona por parte de Vialidad Provincial; también, vimos la ubicación en la que se encuentran todas estas máquinas, para el caso de que surja un incendio, de modo de ver a cuál de todas ellas se convoca para la ayuda en la realización de cortafuegos y todo lo que es la logística de trabajo”.
Las dos reuniones que tuvieron lugar entre el jueves y el viernes “fueron de cara a una temporada de verano que va a ser compleja, por las altas temperaturas, el bajo grado de humedad”, precisó García, quien además explicó que “al haber habido una lluvia importante durante el invierno y una gran cantidad de combustible disponible fino, es decir, toda vegetación fina que ha crecido en ese tiempo, ahora, al no llover, se está secando y quedando disponible para arder”.
.

Córdoba: Universidad desarrolla drones para incendios



En la UNRC desarrollan drones para detectar incendios

Fecha de Publicación
: 19/11/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) avanzan en el desarrollo de tecnología para la localización temprana y vigilancia de incendios forestales a través de drones de bajo costo.
Además, preparan aplicaciones para agricultura de precisión, con cámaras capaces de medir el índice verde, para el control de hacienda y para el monitoreo de erosiones en el suelo.
Años atrás, los docentes investigadores del Grupo de Sistemas de Tiempo Real, del Departamento de Ingeniería en Telecomunicaciones de la UNRC, completaron varias pruebas similares con aviones eléctricos con hélices. Ahora están centrados en una aeronave de ala fija no tripulada. Estos vehículos se manejan por control remoto y tienen promisorias aplicaciones en materia de seguridad, emergencias, agricultura, ganadería y medio ambiente.
La investigación apunta a conseguir una solución de bajo costo y diseño flexible para múltiples aplicaciones. Gustavo Rodríguez, director del laboratorio del Sistemas Embebidos, comentó que el grupo empezó a trabajar en el 2012 con drones caseros.
“Son juguetes caros. Los hacemos a pulmón. Si se caen, se rompen y estamos en problemas. Comenzamos con un equipo de bastante bajo costo, con una cámara que nada más sacaba fotos, no hacía el procesamiento de la imagen. Ahora trabajamos con cámaras con capacidad de determinar la temperatura de lo que se está registrando”, explicó.
Centrados en el desarrollo de sensores remotos con capacidad de comunicación con vehículos aéreos no tripulados, los especialistas de la UNRC construyen un prototipo, que luego podrá ser transferido a quienes se encargan de esas tareas en esta zona.
La aeronave de ala fija, con capacidad para volar por encima de las áreas afectadas, se pondrá en marcha el año próximo, cumplirá con los requisitos exigidos por ley, con las certificaciones correspondientes. Tendrá una autonomía de cuatro horas, lo cual permitirá el paneo de grandes extensiones.
El aparato podrá ejecutar un despegue, un vuelo y un aterrizaje de forma autónoma para detectar focos de incendio y vigilar su avance desde una estación terrena y dispositivos móviles. Mediante lentes especiales se prevé procesar el video captado por las cámaras y detectar la presencia de focos de incendio.
El ingeniero mecánico Manuel Amor, director del Grupo de Sistemas de Tiempo Real, indicó: “Trabajamos en el desarrollo de software propios, adaptados a la normativa, para obtener autorización para volar. Hemos hecho varios vuelos, con un par de caídas y todo el daño que nos ha significado eso, pero estamos conformes y esperanzados en poder hacer un aporte significativo”, afirmó.

Puntos calientes
Según destacó la UNRC, el proyecto permitirá obtener imágenes y datos meteorológicos y medio ambientales de alta calidad, a diferentes altitudes, en forma segura, y a bajo costo. Prevén determinar el lugar exacto del foco ígneo en el caso de los incendios.
El sistema filma todo pero no transmite las imágenes en tiempo real. Lo que informa con precisión el punto caliente, el lugar exacto donde ocurre el incendio, su tamaño y temperatura.
Los investigadores trabajan en el equipamiento de un vehículo no tripulado de ala fija y, además, en otro del tipo cuadricóptero, para la recorrida de distintos escenarios y con diferentes usos. Este último posee hélices y, por tanto, se puede mantener estático en un lugar de observación.
Según se explicó, el vehículo de ala fija necesita velocidad para poder sustentarse. Sirve para misiones más largas. Tiene capacidad para ir de una comunidad a otra y sobrevolar grandes superficies. Puede trasladarse a una velocidad de entre los 40 y los 140 kilómetros por hora y transportar hasta diez kilos. Está hecho en fibra de vidrio y fibra de carbono.
El proyecto de la UNRC contempla el diseño del hardware del vehículo no tripulado basado en la Computadora Industrial Abierta Argentina aplicada a Sistemas de Seguridad Crítica, el diseño del software de control, la telemetría entre la nave y la estación terrena y el procesamiento de la información para cada uno de los casos.
“Junto con otras universidades estamos desarrollando la computadora, en el marco del proyecto CIAA, la computadora argentina. Ahora estamos empeñados en desarrollos para aplicaciones críticas, esto con un mínimo de falla, sin riesgo para las personas. Esa computadora se está haciendo acá. El diseño fue presentado al Inti, donde está sometido a evaluaciones y ensayos. El año que viene se estará fabricado ya el prototipo, que será el equipo de vuelo”, detalló Rodríguez.
Estos drones también se podrán utilizar para el recate de personas desorientadas en la zona de las sierras, incluso es posible, en caso de necesidad, incorporarles una celda para que puedan proveer de señal de celular a los extraviados en las montañas.
El programa de investigación es llevado adelante por los ingenieros Roberto Manno, Manuel Amor, Gustavo Rodríguez y Mauricio Príncipi, junto con otros docentes y becarios del Departamento de Telecomunicaciones, de la Facultad de Ingeniería de la UNRC.
.

Córdoba pierde 16 mil hectáreas por los incendios este año



Más de 16 mil hectáreas quemadas en lo que va de 2017

Fecha de Publicación
: 03/11/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Desde hace varios años, la época de riesgos de incendios parece estirarse en Córdoba. En pleno octubre, cuando antes parecían desaparecer las condiciones que facilitaban los fuegos, se siguen sumando ahora. Desde el Plan Provincial de Manejo del Fuego anticipan, además, que este año el riesgo se mantendrá alto casi hasta diciembre, sobre todo en el oeste y el noroeste provincial, con una sequía que los complica.
Las lluvias de los últimos días trajeron algún alivio, pero en ciertas zonas harían falta varias precipitaciones sucesivas más para alejar riesgos. Es más: entre viernes y sábado se combatió un foco complicado en Las Palmas (Traslasierra), entre otros varios en el norte.
En la primera quincena de octubre se sumaron varios incendios complejos y expandidos. Uno inquietó por su avance durante dos días, sobre montes y pastizales entre Cruz del Eje y Deán Funes. Allí, unas 2.500 hectáreas ardieron, según los primeros cálculos preliminares.
Días antes, un foco en el Valle de Traslasierra demandó un esforzado trabajo, también de dos días, pero dejó unas 1.200 hectáreas de montes hechas humo. El foco se expandió entre cerros y quebradas casi deshabitadas y de difícil acceso, al norte de Panaholma y al este de Ambul.
El ya acotado bosque nativo cordobés tiene, sólo por lo quemado en una semana de octubre, unas 2.500 hectáreas menos de superficie. No es poco, ante el escaso bosque remanente en Córdoba.
En la semana que pasó, los cordobeses pudieron además comprobar cómo los incendios serranos los afectaban en forma directa y en su vida cotidiana: las cenizas que dejaron como herencia las llamas de dos de esos grandes incendios cercanos al cauce del río Suquía fueron las que provocaron que la Capital y otras localidades se quedaran durante dos días sin agua potable.

La suma del año
De enero a agosto, el año 2017 había tenido muy pocos incendios rurales en Córdoba: apenas unas 1.500 hectáreas en ocho meses, sumando áreas llanas y serranas.
En agosto, las condiciones variaron y se sumaron cientos de focos. Pero siete fueron los más expandidos y complejos.
Llamativamente, en apenas dos semanas, tres grandes incendios complicaron la zona donde limitan el Valle de Punilla y las Sierras Chicas. Allí se sumaron 2.500 hectáreas en la reserva militar La Calera, 3.700 en un foco iniciado en Santa María de Punilla y otras 3.750 entre Cosquín y el Camino del Cuadrado. Entre los tres sumaron 10 mil hectáreas casi encadenadas, en una misma región. Fueron los dos primeros de esos focos.
Por esos mismos días, hubo incendios complejos en Luyaba (Traslasierra) y en Avellaneda (Totoral). Luego, entre cientos de pequeños focos controlados antes de su expansión, se agregaron los de Ambul (Traslasierra) y de Chuña (Cruz del Eje).
La suma estimada para lo que va del año se ubica ahora sobre las 16 mil hectáreas. La precisión oficial se tendrá luego de los relevamientos satelitales actualizados. Es más que lo quemado en los tres años anteriores.
En 2014 y 2016, la superficie anual quemada fue de entre 10 mil y 11 mil hectáreas, de las más bajas de las dos últimas décadas. En 2015 fueron 17 mil. En cambio, 2013 había sido de los peores, con 151 mil hectáreas bajo fuego.

Foco extinguido: las Palmas
Hicieron falta bomberos de 23 cuarteles cordobeses.
Bomberos voluntarios de 23 cuarteles de la provincia pudieron extinguir un incendio de campos en la zona del paraje Las Palmas, en jurisdicción de Salsacate.
Alrededor de 80 bomberos y tres aviones hidrantes, dos pertenecientes a la provincia y uno a la Nación, trabajaron para las tareas de extinción del siniestro en esa zona del Valle de Traslasierra, 205 kilómetros al oeste de la ciudad de Córdoba. Anoche sólo quedaba una guardia de cenizas.
.

Incendios forestales y posterior lluvia contaminan el agua



Incendios forestales, la principal causa de la falta de agua

Fecha de Publicación
: 29/10/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


El 70 por ciento de la ciudad de Córdoba y varias localidades de Sierras Chicas están sin agua de red desde el miércoles. Las zonas afectadas son las que se proveen de plantas potabilizadoras ubicadas sobre el río Suquía, a la altura de La Calera.
Las empresas que prestan el servicio (Aguas Cordobesas en la Capital; cooperativas de servicios en Sierras Chicas) informaron que la dificultad surgió tras las lluvias del miércoles, que arrastraron desechos por las crecidas, pero también cenizas que quedaron en las laderas serranas de la región tras los incendios que complicaron áreas vinculadas al río Suquía entre agosto y septiembre.
Ya en agosto La Voz había adelantado esta posibilidad.
En el caso de la ciudad de Córdoba, salió de servicio la planta potabilizadora Suquía. La toma de agua se encuentra en la usina La Calera, sobre el arroyo Cañada de La Molina.
“La calidad del agua cruda que ingresa a la planta se ha visto desmejorada por el importante arrastre de tierra y cenizas”, informó Aguas Cordobesas.
Las precipitaciones fueron muy copiosas en la zona oeste de la Capital, donde llovieron más de 50 milímetros en poco menos de una hora.
“La lluvia del miércoles fue muy intensa, arrastró árboles y ramas. Eso provocó una obstrucción importante en la toma de agua. Y se sumó a las cenizas de los incendios”, informó la vocera de la empresa, Cristina Barrientos.
“Sabíamos que era algo que podía suceder”, agregó Barrientos en referencia a los incendios ocurridos semanas atrás.

Incendios
Las cenizas son gran parte del problema. Su presencia es una factura que les pasan los incendios a los cordobeses y que impacta en su vida cotidiana.
El mapa de esta página muestra dos de los grandes focos de fuego que costó controlar semanas atrás en Córdoba y que se vinculan ahora, un mes y medio después, con la falta de agua potable en el área metropolitana.
Una de las manchas –la inferior– se corresponde con el que afectó a 2.500 hectáreas de la reserva natural militar entre La Calera, Malagueño y el dique San Roque.
La otra –superior– muestra las 3.700 hectáreas quemadas en el foco que se inició días después en Santa María de Punilla, y que se expandió hacia Sierras Chicas, hasta La Calera.
Ambos incendios quemaron laderas montañosas pegadas al río Suquía y a arroyos que integran su cuenca. En sus cauces terminaron toneladas de cenizas, herencia de aquellos fuegos.
En los dos focos se quemó una gran superficie de bosques y de pastizales. Apenas controlados, se advirtió que las cenizas que dejaban como saldo podían complicar, en caso de lluvias intensas, la calidad del agua del dique San Roque y la del río Suquía. Así ocurrió esta semana.
Los incendios forestales no sólo afectan el ambiente y el paisaje, con impactos que la sociedad suele observar en fotos y conceptos, pero a veces no en su vida cotidiana. También perjudican la calidad de vida a corto plazo (como ahora con la falta de agua y la afectación de su calidad), y a mediano y largo plazo (con pérdida de bosques nativos y de biodiversidad).

Tres focos activos en San Luis, no afloja el fuego



El fuego no da tregua en San Luis mientras la justicia indaga al supuesto causante del incendio en La Punta

Fecha de Publicación
: 07/10/2017
Fuente: Telam
Provincia/Región: San Luis


Con tres focos aún activos en el noreste del territorio provincial y condiciones climáticas adversas que no permiten el uso de aviones hidrantes, los bomberos voluntarios y socorristas puntanos se reagruparon esta mañana para dirigirse hacia el norte, luego de una noche de trabajo en la que lograron combatir cuatro de los siete frentes que se reavivaron en la tarde noche de ayer.
"Paso Grande, Boca del Tigre y Santa Rosa son los lugares amenazados por el fuego activo, mientras que desde la localidad de Nogolí aún no ha reportado la extinción total", explicó a Télam el jefe de San Luis Solidario, José Torres.
"Tenemos un viento de 60 kilómetros por hora" afirmó el funcionario, lo que no permite la actuación de los aviones hidrantes por lo que "nuestros socorristas se están reagrupando para dirigirse al norte provincial donde tenemos tres focos activos".
El jefe de la división de rescate puntano agregó que ayer sobre la medianoche se lograron controlar cuatro de los siete focos que se encontraban activos, neutralizando el del paraje Carpintería, cercano a San Francisco del Monte de Oro, el que estaba entre Quines y Candelaria, el de Paso Grande y el que amenazó al dique San Felipe.
Sobre la medianoche una dotación de socorristas de San Francisco viajó para ayudar a sofocar el incendio que aún persistía en Villa General Roca, Santa Rosa y El Suyuque.
Por otra parte, el juez penal Sebastián Cadelago Filippi indagará hoy a Rodolfo Cuello, el hombre de 52 años detenido ayer, sospechado de ser quien causó uno de los incendios que asoló el miércoles a la ciudad de La Punta, distante a 20 kilómetros de esta capital, en la zona de las 900 Viviendas.
Cuello es productor agropecuario y dueño de un campo ubicado a la altura del kilómetro 107 de la ruta provincial 146 y según las pericias, el productor habría iniciado el fuego en su establecimiento pero las llamas terminaron consumiendo decenas de hectáreas en una vasta zona comprendida por las 900 y 600 Viviendas, Los Lapachos y la Universidad de La Punta (ULP).
El juez puede acusar a Cuello de estrago doloso, un delito que contempla hasta 15 años de prisión si se prueba que puso en riesgo la vida de las personas.
.

Desplazan a Bergman del control de incendios forestales



A Bergman se le quemaron los papeles

Fecha de Publicación
: 28/09/2017
Fuente: Página/12
Provincia/Región: Nacional


El Presidente le recortó las funciones al ministro que en los últimos tiempos dio más que hablar por sus fotos disfrazado de planta y con un LED comprado en Chile que por su gestión. El combate de los incendios forestales, para los que Bergman dijo que la única solución era rezar, pasó a manos de la cuestionada ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
Con las sierras cordobesas aún en su máxima alerta, nuevos focos de incendio en Catamarca y El Chalten y el recuerdo del verano pasado en La Pampa, Río Negro y Buenos Aires, donde el fuego arrasó más de un millón y medio de hectáreas, el Gobierno tomó una decisión clave para enfrentar el combate del fuego en el próximo verano: le quitó dicha responsabilidad al ministro de Ambiente, Sergio Bergman. Al parecer, el hombre que se disfrazó de planta, que trajo dos televisores LED de Chile y que había augurado que “lo más útil que podemos hacer es rezar” para combatir los incendios no estuvo a la altura de las llamas y ahora la línea de fuego estará bajo control de la cuestionada ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), publicado esta mañana en el Boletín Oficial, el Gobierno le asignó al Ministerio de Seguridad las tareas de respuesta operativa del combate del fuego, en el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil (SINAGIR). Mantuvo, en cambio, bajo la órbita de Bergman, "lo concerniente a la protección y preservación del medio ambiente del daño generado por los incendios".
“No vengo a actuar. Vine a dar aliento a los brigadistas que combaten los incendios”, fue la respuesta que dio, en enero pasado, el ministro de Ambiente a la prensa cuando retornó de sus vacaciones y fue directo a La Adela, el epicentro de los incendios forestales que se propagaron por las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires y quemaron más de medio millón de hectáreas de bosques.
La actitud del ministro para enfrentar las llamas no era una novedad. Ya lo había advertido un año atrás cuando frente a una drástica reducción del presupuesto del área dijo que “lo más útil” para enfrentar la temporada de incendios “es rezar”. En esa misma oportunidad, y siguiendo la línea de lo espiritual y lo esotérico, Bergman calificó la extensión descomunal de los incendios como parte de “una profecía apocalíptica”.
Las críticas le llegaron también por la actuación –mal y tarde- de su cartera. “El primer avión hidrante (el único) llegó el 1º de enero y cuando la situación era crítica”, se había quejado Juan Barrionuevo, intendente de La Adela. Según la información publicada por el Ministerio de Modernización, Bergman utilizó en su primer año de gestión apenas el 51 por ciento del presupuesto destinado al Sistema Nacional de Manejo del Fuego, el que ahora pasará a la órbita de Bullrich. Por la subejecución presupuestaria, diputados de la oposición llegaron a pedir la renuncia del ministro. 
.

Córdoba: incendios afectó ecosistema clave



Incendios: el fuego afectó a un pulmón verde clave del Gran Córdoba

Fecha de Publicación
: 29/08/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


Tras seis días agitados por los vientos que avivaron los fuegos de varios incendios complicados en la provincia, ayer se vivió una mayor calma tras haberse controlado los dos focos más complejos (cerca de Malagueño y de Falda del Carmen). Ambos podrían quedar realmente extinguidos hoy.
De todos modos, el riesgo alto se mantiene al menos hasta que aparezcan lluvias generalizadas, que no asoman en los pronósticos para la zona con más carga combustible (las sierras y el noroeste provincial). Ayer, como es habitual para estos meses, hubo varios incendios que fueron sofocados antes de expandirse. El que más inquietó, y requirió del apoyo de aviones hidrantes, fue uno en la zona del Camino del Cuadrado, cerca de La Falda.

Bosque maduro
Los seis días de fuego dejan secuelas donde las llamas se descontrolaron. De las tres mil hectáreas quemadas en toda la provincia, dos mil se concentraron en los terrenos militares que van desde la ciudad de Córdoba y La Calera hasta el dique San Roque y Malagueño. Desde 2009, esas 13.800 hectáreas del Ejército pasaron a ser una “Reserva Natural de la Defensa”. Siguen siendo militares, pero son gestionados mediante un acuerdo con la Dirección de Parques Nacionales. En 2012, cuando se creó su comité de gestión, se resolvió que serán preservados como bosque nativo, sin posibilidad de uso futuro para cultivos agrícolas ni para urbanizaciones.
Se trata del mayor pulmón verde de la muy poblada región del Gran Córdoba, que cuenta con uno de los bosques autóctonos mejor conservados de toda la provincia. Ahora, dos mil de sus hectáreas acaban de ser arrasadas por las llamas y tardarán largos años en recuperarse.
“No es cualquier monte, había zonas bajo fuego con muchos árbo­les de gran tamaño. Por eso también fue tan agresivo”, relató Diego Concha, director de Defensa Civil de la Provincia. Bomberos de la zona aseguran que hacía unos 30 años que no se quemaba esa geografía serrana.
Fuentes ligadas al lugar marcaron una hipótesis como origen del fuego: señalan que hubo testigos que vieron que, con el fuerte viento, cables de Epec que cruzan el cerro Mogote habrían caído y aportado las chispas iniciales. Sólo las pericias, si se hacen, podrían determinar el origen.

Impacto
Esa área de reserva natural, además de pulmón verde, ofrece otros servicios ambientales. Entre otros, por su vegetación regula los aportes hídricos en la época de lluvias, impidiendo que se generen crecidas más graves del río Suquía en verano, y evitando que su cauce se reduzca a un extremo mínimo en la temporada seca. También la fauna silvestre sufre las consecuencias.
Entre los impactos inmediatos, con las próximas lluvias buena parte de las cenizas que dejó el fuego como herencia terminarán afectando las aguas del lago San Roque y del río Suquía.
La reserva que el Ejército ahora comparte con Parques Nacionales se ubica entre el río Suquía y la ruta E 55 al norte y la autopista Córdoba–Carlos Paz al sur.
Según se precisó desde Parques Nacionales, algunos espacios internos menores quedaron fuera del criterio de preservación: el sector de La Perla (excentro clandestino de la dictadura y hoy “espacio de la memoria”), un área de uso de la Fuerza Aérea, los terrenos ya privados donde se construyeron las torres Milénica y un sector cedido a Villa Carlos Paz para que monte una nueva planta de tratamiento de residuos.
.

Córdoba bajo fuego



En los últimos 15 años hubo 6,5 incendios por día en Córdoba

Fecha de Publicación
: 24/08/2017
Fuente: La Voz del Interior
Provincia/Región: Córdoba


El fuego no da tregua en Córdoba: las condiciones climáticas de los últimos días, y especialmente las de ayer, facilitaron una sucesión de incendios en todo el mapa provincial que, desde el viernes, está pintado en “alerta extrema”. La misma condición de muy alto riesgo se mantendrá para hoy.
Alrededor de un centenar de puntos con fuego rural o forestal se registraron ayer, en medio de un intenso viento norte, con escasa humedad. Algunos se sofocaron rápidamente pero otros escaparon de control y se transformaron en serios problemas. Anoche había evidente preocupación por cuatro focos que seguían activos.
Un temor adicional en todos los sectores ligados al Plan Provincial de Manejo del Fuego es que los focos complejos se sumen en forma simultánea en otras regiones, con recursos humanos de bomberos voluntarios que se verían ya al borde del agotamiento tras varias jornadas de esfuerzo.
En este marco de los peores días del año para el fuego en Córdoba, se conoció un estudio, realizado en base a relevamientos satelitales, que precisa que en Córdoba se registraron en 15 años (entre 2001 y 2016) un total de 35.366 focos de calor. La cifra suma incendios forestales o serranos que tuvieron alguna envergadura y las quemas más acotadas en zonas rurales.
El número representa 2.357 focos por año, que es decir 196 por mes o 6,5 por día. Se trata de un promedio, y la prevalencia se da en los meses de estación seca, entre mayo y octubre de cada año.
Relacionadas

Cuatro puntos complicados
De los 35 mil focos, el 30 por ciento se detectó en zonas de forestación natural (sierras y noroeste) y el 70 en regiones agrícolas (generalmente pastizales periurbanos o rastrojos secos de cultivos). Los más graves son los alrededor de 10 mil focos sumados en 15 años en zonas de montes y pastizales serranos, por el mayor daño ambiental que ocasionan.
Los datos fueron publicados ayer por el sitio UNCiencia, de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Se corresponden a un informe elaborado en base a un nuevo sistema de alerta y monitoreo de incendios, creado por investigadores del Instituto de Altos Estudios Espaciales Mario Gulich, que depende de la UNC y de la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), a pedido del Sistema de Parques Nacionales.
Hace un mes, este diario publicó la puesta en marcha de ese sistema, que funciona operativamente en la sede cordobesa de la Conae, en Falda del Carmen. Además del monitoreo satelital de los focos de calor y de las superficies quemadas, el sistema suma herramientas para prevenir incendios.
Para comparar: en Argentina, se detectan por año unos 400 mil focos de fuego, según datos de Ambiente de la Nación.

Mucho en cuatro días
Hasta hace cuatro días, en 2017 Córdoba acumulaba unas 1.100 hectáreas quemadas. Hoy, la cifra se elevaría a unas tres mil. Sólo el incendio de la reserva militar La Calera afectó, entre viernes y domingo, unas 1.300 hectáreas.
En 2016 se habían quemado unas 10.300 hectáreas en toda la provincia, la menor cifra de la última década, según datos del Plan de Manejo del Fuego.
.

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs