Siguen las polémicas por Botnia

Uruguay confirmó que no muda la pastera y reavivó la polémica

Fecha de Publicación: 04/09/2010
Fuente: Clarín
Provincia/Región: Entre Ríos


Aunque los gobiernos de Argentina y Uruguay se vienen dando señales de que el conflicto político por las pasteras está completamente terminado, el canciller oriental, Luis Almagro, dijo ayer que mudar la planta de UPM de Fray Bentos era para su país “impracticable” y le pidió a los asambleístas de Entre Ríos “esperar los resultados de los monitoreos” que empezarán hacer un grupo de científicos de ambos países por todos los establecimientos del binacional Río Uruguay.
“Es impracticable desmantelar esa inversión y trasladarla a otro lado, no existe en el mundo de la realidad”, dijo Almagro a Radio 10 y recordó además que la Argentina y su país se habían “comprometido” en el monitoreo y también “en el libre tránsito de personas y mercaderías”, lo que más pedían siempre los uruguayos en torno a los cortes fronterizos.
El mensaje de Almagro iba dirigido a los asambleístas, que siguen pidiendo la relocalización del gigantesco productor de pasta de celulosa. Pero también le apuntó a la Rosada, que hasta el 20 abril pasado pedía lo mismo que los entrerrianos. Pero ese día la Corte Internacional de Justicia de La Haya determinó que el país vecino había violado el estatuto del Río Uruguay al tiempo que evitó pedir el desmantelamiento de la planta.
A pesar de sus acuerdos con el presidente uruguayo José Mujica, Cristina camina sobre una cornisa ante el fantasma del irresuelto conflicto con los ambientalistas de Gualeguaychú, que mañana volverán a la ruta . Allí estarán cada domingo de setiembre. A favor, el Gobierno tiene el desgaste de la protesta ante la opinión pública. El jueves, el canciller Héctor Timerman tildó a los asambleístas de “protestadores constantes” ( sic ) y dijo que eran un grupo reducido.
A diferencia de lo que sostiene el Gobierno, el problema no parece resuelto. Martín Alazard, referente de los asambleístas, le respondió a Timerman que “la ciudadanía de Gualeguaychú hace muchos años que está movilizada ”.
Los asambleístas tampoco escatiman críticas hacia Timerman. Cuentan que aquel 4 de agosto cuando los recibió en la Cancillería para darles cientos de carpetas -que aún dicen no entender - con el caso judicial de las pasteras, les prometió una visita a Gualeguaychú. Y comprometió también la presencia allí de la consejera legal de la Cancillería, Susana Ruiz Cerutti -cabeza argentina durante el juicio contra Uruguay en La Haya- y la del ecólogo Juan Carlos Colombo, uno de los científicos argentinos que harán ahora los controles a todos los establecimientos que dan al Río Uruguay, empezando por Botnia. Colombo también integró el equipo legal argentino durante el juicio en La Haya, por lo que funcionarios uruguayos deslizaron ya sus críticas en forma anónima a través de la prensa vecina.
De todas maneras, el Gobierno parece decidido a no prestarle más la atención que en el pasado le dispensaba a los asambleístas. La estrategia es claramente la de mantener encapsulado el caso en su judicialización.
Esta semana, Timerman le respondió a una de sus seguidoras de Twitter –a Clarín ya ni siquiera devuelve el llamado– que el corte del puente en Gualeguaychú “no es un tema de Cancillería” , sino “del juez y las autoridades competentes”, posiblemente su colega de Justicia, Julio Alak.
Y en el Gobierno, sabe este diario, no hay ánimo de acompañar a los ambientalistas en otra presentación judicial como buscan ahora en un tribunal internacional distinto al de La Haya.

Idas y vueltas entre las dos orillas
1 - El 28 de julio Cristina Kirchner y José Mujica acordaron un monitoreo conjunto del Río Uruguay, empezando por Botnia y en el marco de a CARU. El comité lo integrarán dos científicos uruguayos y dos argentinos.
2 - Los asambleistas entrerrianos manifestaron su desacuerdo, argumentando desconocer los detalles. Timerman los recibió el 4 de agosto en la Cancillería y les entregó carpetas con el caso presentado en La Haya.
3 - Según los ambientalistas, Timerman les prometió ir a Gualeguaychú con el equipo legal de la Cancillería y no cumplió. El Gobierno ahora busca aislarlos a través del avance de a querella judicial que presentó en su contra.
4 - El 19 de agosto venció la tregua de 60 días que dieron los asambleistas y decidieron volver al corte de la ruta 136 en Gualeguaychú. Por ahora, será sólo unas horas, los domingos de setiembre.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs