El fantasma de Ituzaingó Anexo

El fantasma de Ituzaingó Anexo recorre la ciudad de Córdoba

Fecha de Publicación: 13/02/2008
Fuente: Cecilia Carrizo y Mauricio Berger- UNC/ Conicet
Provincia/Región: Córdoba


Un informe elaborado por la OPS, realizado en base a la recopilación de los estudios efectuados vuelve a informar que "El diagnóstico epidemiológico confirmó que en el barrio actuó un cóctel de contaminantes conformado en especial por plaguicidas organoclorados y, quizá, plomo y cromo acumulados por descargas de efluentes industriales".
Otra vez Barrio Ituzaingó Anexo vuelve a ser noticia, hay enfermedades, muertes, nuevamente un estudio dice que el barrio está contaminado. Como cuando en diciembre del 2003, Raúl Montenegro sacó un extenso informe en La Voz del Interior, titulado: "Ituzaingó Anexo: un cóctel de contaminantes y enfermedades".
Como cuando el Presidente de la Asociación Argentina de Medicina Ambiental, Dr. Schinder, desde el diario Día a Día en febrero del 2006 nos decía que el cóctel incluía también desechos industriales sobre los que se habría construido el barrio, y que no podía continuar el estudio por presiones y amenazas.
Hoy un informe elaborado por la OPS, realizado en base a la recopilación de los estudios efectuados vuelve a informar que "El diagnóstico epidemiológico confirmó que en el barrio actuó un cóctel de contaminantes conformado en especial por plaguicidas organoclorados y, quizá, plomo y cromo acumulados por descargas de efluentes industriales".

Ud. Está informado?
Durante seis años las Madres de Barrio Ituzaingó, vecinos, afectados, ha venido haciendo denuncias individuales, públicas, presentaciones judiciales, cortes de ruta, peticionando a autoridades nacionales (Sec. de Derechos Humanos, de Desarrollo Social, Salud, Ambiente, etc.) Provinciales (Legislatura, Agencia Córdoba Ambiente, Ministerio de Salud, Sec. de Agricultura, ERSEP) y Municipales (Concejo Deliberante, Salud, Ambiente). De esta actividad sostenida y combativa en defensa de la vida y del ambiente seguramente Ud. no ha estado tan informado pero es por ella que hoy vuelve Ituzaingó Anexo a ser noticia.
La inefectividad de la intervención de todas las agencias estatales es alarmante. No se ha identificado, suspendido ni reparado el daño, obligación prioritaria frente a un caso de contaminación según lo establecen la Constitución Nacional y la Provincial. El conjunto de las acciones han sido intervenciones "técnicas", la realización de tantos estudios como de especialistas convocados y laboratorios facturantes: epidemiológicos, de sustancias en suelo, aire y tierra, biomarcadores en niños, hasta de mortalidad en base a datos del Registro Civil.
Análisis realizados por: CEPROCOR, CEQUIMAP, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires. Consultorías como la contratada por el Ministerio de Salud a la Cátedra de Ingeniería Ambiental de la UNC, a cargo del Ing. Reyna, denominada: "Auditoría ambiental y programa de gestión ambiental para Barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba".
A la inefectividad de estas acciones técnicas la reforzó la ausencia de poder de policía. La vigencia de la Ley Provincial de Agroquímicos del 2004, que establece la prohibición de fumigar a menos de 1500 mts. y de las Ordenanza Municipales que establecen la prohibición de fumigación aérea en el ejido urbano, y terrestre y aérea en Barrio Ituzaingó Anexo, de enero del 2003, no han sido actuada por los funcionarios ni las instituciones estatales.

Como no podía ser de otra manera, a la inefectividad la acompaña la impunidad.
El 5 de junio de 2002, el Dr. Germán Kammerath, intendente municipal, declara la emergencia sanitaria en Barrio Ituzaingó Anexo, estableciendo que se promulgue y se cumpla la ordenanza 10505 que la instaura. ¿Cuál fue el plan de acción a desarrollar, quiénes los responsables?
En la gestión siguiente y por resolución del Sec. De Salud y Ambiente, Dr. Raúl Jiménez, se conforma un equipo de trabajo integrado por el Centro de Epidemiología Municipal, de la Dirección de Medicina Preventiva, de Planificación y Control Ambiental, médicos oncólogos del Htal. Infantil, médicos toxicológicos del Htal. De Urgencias, personal del equipo de salud de la Dirección de Atención Primaria, y personal de las reparticiones de la Dirección General de Ambiente.
Esta comisión se abocaría al plan de trabajo que habría esbozado tres líneas de acción:

1. un plan georeferencial de riesgo,
2. establecer cuidados clínicos y la cobertura de estudios complementarios,
3. realizar el seguimiento epidemiológico.

La resolución designa explícitamente a los profesionales responsables. Hoy, el nuevo secretario de salud de la Municipalidad de Córdoba, Dr. Abelardo Ávila, al enterarse de los resultados del informe de la OPS- encargado ante la muerte de vecinos del barrio- declaró que: "se creará un comité de emergencia ambiental conformado por la Municipalidad, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), el Ministerio de Salud de la Nación y la Provincia".
¿Qué garantías se ofrecen hoy para que la nueva comisión, los nuevos estudios tengan efectos sobre la situación de salud de los ciudadanos de Barrio Ituzaingó?
No hay impunidad sin el silencio de la Administración de Justicia. A seis años de haber sido presentadas las demandas judiciales tanto a Tribunales Federales como Provinciales, ninguna de las causas ha prosperado.
A nivel federal, la Corte Suprema hace cuatro años debe decidir si es competencia de la jurisdicción provincial o federal (Ley de Residuos Peligrosos).
A nivel provincial, la fiscalía no ha actuado de oficio a pesar de la envergadura y publicidad del tema, y quienes han tenido a su cargo las causas o bien las han desestimado por considerarlas de jurisdicción municipal, lo que se viola es una ordenanza, o bien no han avanzado en una productiva investigación acerca de las responsabilidades y los daños.
La falta de resolución democrática de los problemas públicos, entendida como una acción destinada a salvaguardar la vida y los derechos de la ciudadanía, vía la institución de garantías y procedimientos, pone en evidencia la persistencia y gravedad de la crisis institucional. Su negación o desconocimiento sólo nos haría cómplices de un orden profundamente injusto.

0 comentarios:

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs